sábado, 9 de noviembre de 2013

Las 40 verdades de ser un cocinero:


1-      Casi siempre tendrás heridas abiertas y cortes en manos y brazos.
2-      Siempre conocerás gente nueva porque tu vida social se aumentará noche a noche; y en el trabajo constantemente se renovará el personal.
3-     Pero siempre tu tiempo “a solas” se convertirá en algo preciado.
4-      Tu sentido del humor cambiará en cuestión de minutos en un despacho.
5-      Empezarás poco a poco a insultar como un camionero y no te darás cuenta de ello.
6-      Te obsesionarás y siempre cambiarás el rumbo de una conversación hacia la comida
7-      Ahorrarás, pero nunca te volverás millonario (sueño de todo cocinero cuando empieza). Tampoco te harás famoso.
8-      Ganarás o perderás una gran cantidad de peso.
9-      Nunca jamás volverás a lucir un cuerpo bronceado.
10-  Desarrollarás una o varias adicciones, tanto como si es el café, el tabaco, el alcohol, las apuestas, el cannabis, la cocaína o incluso las bebidas tipo Red Bull.
11-  Tus pies se destrozarán junto a tu espalda y se te caerá el pelo. 
12-  Tus manos se destrozarán.
13-  Vivirás en un estado de privación del sueño, indefinida.
14-  Tendrás que preguntar a tus amigos para que hagan planes a partir de tu horario, que será siempre en contra de su disponibilidad, porque nunca sabrás tus días libres con antelación y probablemente no podrás cambiarlos.
15-  Te convertirás en alguien de naturaleza muy nerviosa y calmada a la vez.
16-  Tu conocimiento sobre la falta de eficiencia y sentido común de otras personas aumentará y tu tolerancia descenderá.
17-  Pasarás gran parte de tu vida encerrado en una pequeña, y sin decorar, sala con poca ventilación, altas temperaturas, un montón de ruido, humedad, solo con luz natural ni ventanas. Sin saber si es invierno o verano, de noche o de dia;  y un grupo de gente que se convertirán en tus únicas “interacciones” sociales.

18-  Trabajarás más horas de lo que jamás habrías imaginado o creído.
19-  Pasarás tus horas del día de pie, sin la posibilidad de sentarte ni siquiera 5 minutos para comer. Aun haciendo comida no podrás comer sino hasta las 4 de la mañana.
20-  Tu jornada más corta será más larga que muchas de las jornadas intensivas de otras personas. Y tus jornadas intensivas, que serán la mitad de tu semana, serán más largas que la media de horas que está despierta una persona a diario.
21-  No cocinarás nada gourmet en casa. Estarás demasiado cansado, mental y físicamente de cocinar.
22-  Pasarás tanto tiempo en el trabajo que tus compañeros te conocerán mucho mejor que tu pareja/familia o amigos.
23-  Conocerás y formarás lazos fuertes de amistad con ese tipo de personas que jamás habrías pensado que compartirías una conversación.
24-  Haras grandes amigos.
25-  Nunca serás irremplazable y siempre se esperará que des un 110% de ti mismo.
26-  Siempre estarás cansado.
27-  No se te permitirá llamar “enfermo” por tener resaca.
28-  Se esperará que pongas en primer lugar tu trabajo, antes que cualquier otra parte de tu vida, en tu lista de prioridades.
29-   Tendrás el Orgullo de que te feliciten por tu trabajo aunque muchas veces te devolverán el plato de comida porque esta a 53° de temperatura y el cliente lo quiere a 55°.
30-  Se espera que trates a tus superiores como auténticos maestros y nunca contestes mal, busques excusas, empieces una conversación o muestres cualquier otro tipo de insubordinación, incluso si crees que no tienen la razón o creas que su comportamiento contigo es inaceptable.
31-  Será muy difícil ver a tus amigos cocinar.
32-  Tu madre nunca dejará de cocinar para ti porque siempre te verá cansao.
33-   Se espera que cocines para las celebraciones familiares como Navidad TODOS LOS AÑOS. Afortunadamente, al menos uno de cada dos años estarás trabajando en Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Pascua, San Valentín, Día de la Madre, Día del Padre, demás festivos, 9 de julio, 25 de mayo, el día de tu cumpleaños, y seguramente cualquier otra celebración del calendario.

34-  Tendrás que trabajar muchos años, en insignificantes puestos antes de tomar un mínimo nivel de autoridad en tu trabajo. A mejor restaurante es, mayor es el número de horas que harás, más presión tendrás encima, llevarás un estilo de vida menos saludable, más rápido desarrollarás una adicción, más competitiva se convertirá la gente que te rodea, dormirás menos horas, comerás menos, etc.
35-  Constantemente cometerás errores, y cada vez que cometas uno, alguien se dará cuenta y te hará entender que debes de ser infrahumano, porque sólo los infrahumanos cometen esa clase de errores.
36-  Si eres mujer, constantemente serás sujeto de comentarios misóginos y bromas machistas, acoso sexual, menosprecio y comentarios sobre tu ciclo menstrual.
37-  Ninguno de tus amigos o familiares entenderán que le ves a tu trabajo y tu no serás capaz de hacerles entender.
38-  Gastarás un montón de dinero en equipamiento y menaje, libros, comer en buenos restaurantes, etc; que no te dejará mucho dinero para el resto de cosas.
39-  Desarrollarás una escalofriante obsesión por los cuchillos.

40-  Si eres esta clase de persona, agradecerás a Dios o tu estrella de la suerte o en quien creas necesario, todos y cada uno de los días de tu vida por hacerte tomar la mejor decisión que nunca has tomado y tomar el camino de un cocinero. Te enamorarás de trabajo y nunca mirarás atrás.

si tienes otras verdades comentarlas.

1 comentario:

  1. Las manos siempre huelen a aliños, en especial cebolla, por mucho que las lave.

    ResponderEliminar