miércoles, 21 de diciembre de 2011

Crepes… un gesto de lealtad.

Los crepes o panqueques como comúnmente se los denomina, es uno de los platos más maleables que podemos encontrar en la cocina, ya sea dulce o salada; pero hay un plato que para los cocineros es el príncipe de todos, los crepes Suzette. Su origen se da en Francia y como no podía ser de otra manera fue producto de un accidente.

SIMPLEMENTE, UNA DELICIA. 
La historia más conocida nos remonta hacia el príncipe de Gales, este era habitúe de la costa azul francesa en Montecarlo, siempre rodeado de amigos; un día  en un restorán, el maître Henri Charpentierderramó un licor de mandarina sobre unos crepes los cuales intentaba servir de postre. Este adquirió temperatura y luego se incendió. Algo asustado el cocinero probó el plato y al comprobar que este tenía un agradable sabor lo sirvió. Al futuro Eduardo VII le fascinó y preguntó por su nombre. "Son crepes princesse", contestó Charpentier. Muy noblemente Eduardo le respondió "No, Henri, ¿No se da usted cuenta de que hay una señorita en la mesa?". La señorita se llamaba Suzette, tenía diez aos y era la hija de uno de los comensales que acompañaban al Príncipe de Gales. Al día siguiente, Henri Charpentier recibió como obsequio del príncipe un sombrero de Panamá y un bastón. Al presentarlo como un nuevo postre le dío el nombre de crepes “Suzette”.

En Francia no solo es un postre, es una muestra de lealtad, una tradición y aquí y en todas partes del mundo, unas verdaderas delicias.

Procedimiento:

Masa de la crepe.

500 gr. de harina tamizada. 200 gr. de azúcar. Una pizca de sal fina. 6 huevos. 1,5 litros de leche.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Oro negro en Mendoza. Las concesiones petroleras.

Los recursos naturales son la herencia con la que cuentan los pueblos para financiar su desarrollo. Los primeros hallazgos de cuencas petroleras registrados en Mendoza, son a partir de 1887.  Fue la constitución menemista quien fragmentó el poder de la Nación, para darle a cada provincia la potestad de “negociar” con las empresas, los contratos de explotación de petróleo (sí los grupos oligopólicos internacionales la dejan). Esto significó la pérdida de la soberanía, puesto que estas empresas de capitales extranjeros, asociados a capitales locales, tienen mayor poder que el estado provincial. Por ello vemos que la lucha es desigual. Sí a ello se le suma que existen representantes de la corporatocracia en las esferas de la toma de decisiones públicas, entendemos el por que de los grandes retrocesos desde la dictadura y su profundización en la década de los 90.

Este tema nos atañe directamente a los mendocinos. Mendoza es, en la extracción de crudo, la cuarta productora en la Argentina, contribuyendo con una séptima parte del total del resto del país.  Pero si vamos a las exportaciones, vemos que desde el año 1926 hasta el año 2001, se explotaron en la Provincia 237.720.886 m³, siendo solo superada por la provincia de Chubut que comenzó a exportar en 1907. El Ing. en minería Enrique Martín Hermitte, quien descubrió el primer pozo petrolero en la Ciudad de Comodoro Rivadavia, en 1899 realizó estudios topográficos y estadísticos de los Andes en la provincia de Mendoza para realizar un tramado ferroviario que pudiera transportar los hidrocarburos.

En el Artículo 4 de la Declaración sobre las Responsabilidades de las Generaciones Actuales para con las Generaciones Futuras, adoptada el 12 de noviembre de 1997 por la Conferencia General de la UNESCO, incentiva a que: “Las generaciones actuales tienen la responsabilidad de legar a las generaciones futuras un planeta que en un futuro no esté irreversiblemente dañado por la actividad del ser humano. Al recibir la Tierra en herencia temporal, cada generación debe procurar utilizar los recursos naturales razonablemente y atender a que no se comprometa la vida con modificaciones nocivas de los ecosistemas y a que el progreso científico y técnico en todos los ámbitos no cause perjuicios a la vida en la Tierra”.

“…utilizar los recursos naturales razonablemente y atender a que no se comprometa la vida con modificaciones nocivas de los ecosistemas…”. La cuestión no es si se usan los recursos naturales, si o no, sino de cómo usarlos para que no perjudique al medio ambiente. Los recursos naturales de nuestra tierra son una fuente de riqueza para mejorar la calidad de vida de sus habitantes a partir de un uso razonable. En los últimos años esto no ha sucedido. Cada vez son más los recursos que se concentran en menos manos. Es un ejemplo de ello, es lo sucedido en la última semana de noviembre del presente año, cuando la empresa Andes Energía, controlada por José Luis Manzano y Daniel Vila, compró Grecoil SA. Esta compañía gestiona varias áreas petroleras en el sur de Mendoza, sobre la cuenca neuquina. El holding Andes Energía,  es una de las empresas que controla las sociedades Edemsa, Hidroeléctrica Ameghino y diversas concesiones petroleras en la Patagonia, se adjudicó otras siete áreas petroleras por parte del gobierno de Mendoza hace unos meses.

Extracción del crudo.


Es sabido de las cuentas en rojo del estado provincial mendocino, quizás por eso, en julio de este año, YPF firmó el acuerdo con Mendoza para extender por 10 años el plazo de las concesiones de explotación y de transporte luego de su vencimiento, que vencían en 2017. Es decir que la compañía podrá explotar esos yacimientos hasta 2027. El acuerdo comprende 16 áreas, que simbolizaban un 9% del total de las reservas probadas de YPF al 31 de diciembre pasado. Son las concesiones el Portón, Barrancas, Cerro Fortunoso, el Manzano, La Brea, Llancanelo, Llancanelo R, Puntilla de Huincán, Río Tunuyan, Valle del Río Grande, Vizcacheras, Cañadón Amarillo, Altiplanicie del Payún, Chihuido de la Sierra Negra, Puesto Hernández y La Ventana. Un punto importante de este reciente acuerdo firmado, es el “compre Mendocino”, que  prioriza la contratación de empresas y proveedores locales. Además, deberán donar anualmente un monto destinado al Fondo para el Fortalecimiento Institucional  de la Secretaria de Medio Ambiente, de la Subsecretaría de Hidrocarburos, Minería y Energía y demás organismos intervinientes en la aplicación, seguimiento y control de las prórrogas que se otorguen. Dicho monto, será para la compra de equipamiento, capacitación, entrenamiento e incentivo del personal, logística y gastos operativos. Otro de los puntos, es que hasta el final de la concesión, YPF se compromete a invertir 4.113 millones de  dólares, período en el que se irán auditando la existencia de