martes, 25 de octubre de 2011

Piedra, papel o tijera… PAPEL.


Chau tijera. Los mendocinos eligieron el domingo pasado a sus próximos gobernantes. Como habíamos mencionado en la anterior nota sólo quedaba ver los papelitos, los votos, los únicos que tenían la verdad. Y así fue. Ante la estrategia de el corte de boleta que planteó Roberto Iglesias la gran mayoría de los votantes decidieron apoyar a los candidatos a gobernador del frente para la victoria. La fórmula Francisco Pérez – Carlos Ciurca obtuvo el 37.11% de los votos contra el 29.84% de la fórmula radical.

Si bien hubo un corte de boleta, de hecho “Paco” Perez sacó un 13.73 % menos que CFK, por su parte “la Mula” consiguió un 60% de votos más que Ricardo Alfonsín pero esto no le alcanzó. También Oscar Santarelli fue cortado en las boletas puesto que obtuvo un 30% menos que su candidato a presidente Hermes Binner. Además Luis Rosales, el candidato a gobernador del Partido Demócrata también sufrió el corte de su candidato presidencial, el Alberto, es decir recibió un 20% menos de votos que el Gobernador puntano. Para cerrar, siempre última, tenemos que presentar a Elisa Carrió quien obtuvo tan solo la mitad de los votos que votaron a Iglesias por la coalición cívica para su presidencia.


A pesar de todas la maniobras de los radicales para introducir en el cuarto oscuro tijeras, reglas o cualquier elemento que sirviese para inducir o facilitar el corte de boletas, los mendocinos tuvieron mucha claridad en ese cuarto. Se vio cierta coherencia a la hora de Votar, ya que "botaron" a Robertito, viendo que éste es todo lo contrario a Cristina Fernández, el radical está parado en la vereda de en frente a la presidenta.  Por ello no se podía votar a los dos juntos. Representan dos Argentinas distintas, la que salió del 2001 a partir del 2003 con Néstor y Cristina con avances sociales y en los derechos que dignifican a las personas; y la del 2001 con Roberto Iglesias con tijera en mano, no solo para cortar boleta sino para también cortar los avances que hemos logrado hasta este momento como lo supo hacer en su anterior gobierno. El candidato de oficialista fue Paco Pérez y la gente lo votó. Claro también se le hizo sentir la no aceptación, habiendo recibido casi un 14% de sufragios menos que su candidata a presidenta.

El domingo 23 quedo reflejado eso. Los mendocinos queremos seguir avanzando y empezar a quitar del camino todas las piedras con las que ya hemos tropezado. Por ello masivamente fuimos a votar, la concurrencia fue de casi el 79%. Hasta Iglesias tuvo que decir que “Cuando el pueblo habla y se decide, uno no tiene más nada que decir y aspirar que las cosas vayan lo mejor para Mendoza”.

Los mendocinos ya Decidimos y Ganamos. Sólo quedará ver como sigue esto y no solo aspirar a que las cosas vayan mejor si no también participar para que a los mendocinos nos vaya mejor. Por una Mendoza Grande y la grandeza de la patria.